viernes, 18 de enero de 2013


¿CÓMO SE MIDEN LOS VERSOS? Se debe contar el número de sílabas que tiene cada verso teniendo en cuenta que:
 Si el verso acaba en palabra aguda, se cuenta una sílaba más
 Si el verso acaba en palabra llana, se queda el mismo número de sílabas.
 Si el verso acaba en palabra esdrújula, se cuenta una sílaba menos.
Ej: ¡Hola hidalgos y escuderos (8 sílabas) de mi alcurnia y mi blasón! (8 sílabas: 7+1) Adoro la hermosura, y en la moderna estética (14 sílabas: 15-1) Para medir los versos correctamente, es preciso tener en cuenta los siguientes aspectos:
 Sinalefa: la vocal situada al final de una palabra se une con la vocal inicial de la siguiente palabra; ambas vocales se cuentan como una sola sílaba.
 Diptongos e hiatos que pueden confundirnos a la hora de separar las sílabas

CLASES DE VERSOS SEGÚN EL NÚMERO DE SÍLABAS. Los versos de entre dos y ocho sílabas se denominan versos de arte menor. Los de nueve o más sílabas se llaman versos de arte mayor. Los versos de menos de doce sílabas son versos simples; Los de doce o más sílabas, versos compuestos. Estos últimos están formados por dos mitades (que normalmente tienen el mismo número de sílabas, aunque tal cosa no tiene por qué ocurrir siempre), denominadas hemistiquios. Ambos hemistiquios están separados por una pausa denominada cesura. Según su longitud, los versos reciben los siguientes nombres:
- Bisílabo (2 sílabas). Viste triste sol? (Rubén Darío)
- Trisílabo (3 sílabas). Yo en una doncella mi estrella miré. (Rubén Darío)
- Tetrasílabo (4 sílabas). Tantas idas y venidas tantas vueltas y revueltas.. (Tomás Iriarte)
- Pentasílabo (5 sílabas). Llorad las damas si Dios os vala. (Anónimo)

- Hexasílabo (6 sílabas). Moça tan fermosa non vi en la frontera, como una vaquera de la Finojosa. (Marqués de Santillana)
- Heptasílabo (7 sílabas). ¡Pobre barquilla mía entre peñascos rota sin velas desvelada y entre las olas sola! (Lope de Vega)
- Octosílabo (8 sílabas). Es el verso más importante de entre los de arte menor y el más antiguo de la lírica castellana. Es el verso característico del romance. Que por mayo era por mayo cuando hace la calor, cuando los trigos encañan y están los campos en flor... (Romancero)
- Eneasílabo (9 sílabas). ¡Juventud, divino tesoro, que te vas para no volver! Cuando quiero llorar no lloro... y, a veces, lloro sin querer. (Rubén Darío)
- Decasílabo (10 sílabas). Del salón en el ángulo oscuro, de su dueño tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo veíase el arpa. (Gustavo Adolfo Bécquer)
- Endecasílabo (11 sílabas). Es el verso más importante de entre los de arte mayor. Eres la primavera verdadera, rosa de los caminos interiores, brisa de los secretos corredores, lumbre de la recóndita ladera. (Juan Ramón Jiménez) - Dodecasílabo (12 sílabas). Adiós para siempre la fuente sonora, del parque dormido eterna cantora. Adiós para siempre; tu monotonía, fuente, es más amarga que la pena mía. (Antonio Machado) - Tridecasílabo (13 sílabas). Yo palpito tu gloria mirando sublime noble autor de los vivos y varios colores. (Gertrudis Gómez de Avellaneda)


No hay comentarios:

Publicar un comentario